prueba de post

Un espacio mágico

Nuestro restaurante se sitúa en la bodega más antigua de la ciudad de Madrid . Tras un extraordinario trabajo de rehabilitación, ha sido convertida en un espacio vanguardista donde pasar una velada inolvidable. Las hornacinas donde descansaba el vino han creado un conjunto de “semireservados” que trasmiten a nuestros clientes una sensación única de privacidad.

A principios del siglo XVII se construyó la primera galería, con una arquitectura muy funcional, que permitía conseguir las condiciones de temperatura idóneas para la crianza del vino de la zona. Posteriormente los monjes de la orden de San Felipe Neri, ampliaron la bodega dotándola de galerías en forma de claustro llenas de hornacinas, cúpulas, arcos y pechinas ornamentadas.

Este pequeño laberinto de galerías y cuevas, que nos transporta a tiempos pasados y ha estado escondido durante más de 400 años, se convierte en el marco perfecto para disfrutar de una comida inolvidable y llena de sabor.

Es un espacio mágico ideal para el “Carpe Diem” -> “Disfruta del Momento”